jueves, 21 de marzo de 2013

Children Full of Life: Otra educación es posible.

Respecto al video visto en clase, creo que este método de enseñanza es muy beneficioso para los alumnos y para el maestro. El profesor japonés Toshiro Kanamori, no sólo se encarga de impartir sus clases habituales como cualquier otro, sino que se preocupa individualmente por cada alumno, con el fin de que las personas desde pequeñas, se superen a sí mismas y logren alcanzar sus metas. El maestro les enseña ante todo que es importante que sean felices el día a día, y que deben disfrutar de cada momento como si fuera el último. En mi opinión, es también hoy día un tipo de enseñanza, el saber enfrentarse a la vida, tomar decisiones, saber desenvolverse, y el escribir en una hoja tus motivaciones, deseos e ilusiones y contárselas al resto de tus compañeros (cartas del cuaderno). Hay que tener en cuenta la personalidad de cada alumno, por lo que el profesor debería conocer esto. Las nuevas tecnologías, son hoy día también un instrumento fundamental para motivar al alumno y los profesores en general deberían adaptarse a estos nuevos cambios, ya que ambos trabajarían en mi opinión más agusto. Este proceso evolutivo no se da en todos los colegios e institutos de España, aunque cada vez son más. La verdadera educación no es sólo aprender temarios, se trata también de motivar al alumno y conocer sus inquietudes, mostrándole que el aprender nuevas cosas, puede ser divertido. De esta forma, Kanamori también busca escuchar a sus alumnos y en las clases se denota un clima de calma y buen trato entre los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada